Hablaré en general o en teniente, para no involucrara todos.

Si usted ha tenido la osadía de enviar un mail, un mensaje vía facebook o twitter a un político, parlamentario o lo que sea, no espere que le respondan. Ellos son divos siempre ocupados, escasez de tiempo, “trabajando en comisiones”, reuniones van y reuniones vienen, que en resumen, son la nada y la cosa ni una.

Responder un mail, es un gesto de educación. Por ende, muchos son mal educados, fríos y no conocen la palabra empatía. Algunos rascas a más no poder, olvidando su “investidura”, protocolo, si es que conocen esa palabra.

Muchos de ellos, llegan apernados y con campañas pagadas por su cerco que los rodea. A la hora de hacer la pega, muestran la mediocridad que los caracteriza y que el 70 % de los chilenos, los critica. Se creen el cuento, andan  en sus hermosos autos, se farrean dinero de todos los chilenos, con sendos beneficios y así y todo, poco o nada hacen por la gente.

Sólo trabajan para sus campañas, donde engrupen a la ciudadanía con descaro, gastando millones para ellas, donde la lengua les patina a rabiar, donde sus discursos no tienen sabor a nada, pero donde igual caen muchos y terminan votando por ellos, que en genral, les gusta repetirse el plato en el Congreso.

Los de la Concertación siguen hablando como si fueran mayoría. En el patio de sus casas puede ser, pero a nivel de país, son poco o nada.

La Alianza un poco mejor, pero más de lo mismo y gracias a que son gobierno.

Pero en general, no toman en cuenta a la gente y viven del egoísmo, rivalidades, shows, intereses propios. Se tapan y protegen entre ellos.

Pero no esperen nada de ellos porque les nazca, si llegan a tomarlo en cuenta, sepa usted que las cámaras de TV y los diarios y radios, estarán de atrás para hacer del acto, una ganancia política.

En resumen, son pencas en su mayoría, más bien les gusta calenmtar el sillón por apariencia.

Y así, con que no contestan un mail.

Anuncios