Esto de los accidentes carreteros de buses interurbanos, simplemente, es la misma historia que se repite por años. Lo de TUR BUS es sólo una consistencia y perseverancia a batir record de tragedias con muertes en las rutas de Chile. Pareciera que formara parte de sus metas y estrategia comercial, la de tener estos choques, incendios y otros.

Lo que me llama la atención es el silencio de los noticiarios de Televisión, en cuanto a hacer una investigación periodística de lo que sucede al interior de esta empresa, en cuanto al cumplimiento de las leyes del tránsito, normas del Ministerio de Transporte y las leyes laborales, lo que refiere hacia sus trabjadores.

Por qué le tienen tanto miedo a la familia Diez, propietaria de Buses TUR BUS?

Cuál es el poder de ellos, que en pocos días silencian todo y las tragedias quedan en punto muerto?

La actitud de la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, en cuanto a la amenanza de clausurar la empresa, puede ser una buena idea, aunque no descarto, que sea solo un grito de oportunismo, porque es claro que no lo van a hacer, por el costo de detener 3.000 buses interurbanos, lo que significa, pérdida de fuente laboral, merma en el turismo, etc.

Pero las dudas siguen, hasta el día de hoy, no he vuelto a escuchar sobre la supuesta “clausura” de Buses TUR BUS. Y como estamos en Chile, hay que esperar otra tragedia para acordarnos y hacer declaraciones llenas de ofertones publicitarios que no llegan a puerto. Lo lamentable es, insisto, ver que la familia Diez Martínez tiene poder no solo financiero, sino que presumiblemente en otras esferas, ya que siempre salen bien parados y no hay sanciones drásticas que se conozcan.

Un comentario para agregar. Me llamó la atención leer un tweet de un medio nacional, que mencionaba que un chofer de TUR BUS, no permitía que su familia viaje en estos buses, por el riesgo de accidentes que hay. Sin ir más lejos, ayer en la Ruta 5 Sur, ví un Bus de esta empresa que llevaba la tapa de motor abierta, para evitar recalentar el motor. Primero ello no está permitido. Segundo, si es la Empresa más grande del rubro, como hay tanta falla mecánica, si tienen los recursos para prestar un servicio de calidad.

Qué está fallando?

Donde está la fiscalización?

Qué poder tienen estos personajes?

Por qué corren sobre 100 km/hora en carretera?

Y hay una diversidad de preguntas por hacer, que lógicamente, nunca tendremos respuesta clara y concisa.

Pero bueno, este artículo, estoy seguro que puedo escribirlo mil veces en el futuro, porque este tipo de hechos se seguirán repitiendo en el futuro. Lo de TUR BUS es un cáncer que solo hace daño a sus pasajeros y trabajadores, pero es un cáncer que jamás va a ser terminal, ya que las quimios y radioterapias, permiten que la empresa subsista, en forma irregular, pero respira mejor que muchos.

Ya se vendrá otro accidente. Y la autoridad, bien gracias.

Anuncios