La Senadora designada Ena Von Baer sigue haciendo noticias, no por sus méritos sino por sus erráticas acciones, como la de obtener una base de datos de personas de su circunscripción para enviar un mail en masa, haciendo folclóricamente un llamado a votar en las próximas elecciones, donde chistosamente da a entender de su autoproclamación y que voten por ella.

Incluso comenta en su correo masivo, que ella fue una ardua luchadora por la inscripción automática a los registros electorales, y agrega, que ella es parte de esta nueva democracia que se está construyendo.

Vamos por parte.

Primero, no comprendo, siendo que Von Baer ostenta el cargo de Senadora de la República (no le digo otra vez designada porque se me enoja) no atina o no tiene algún asesor (que reciben humildes remuneraciones) que le aconseje que conseguir o presuntamente, comprar una base de datos no corresponde a su grado, que no es tiempo legal de hacer campaña electoral y el resto del bla bla de La designada, perdón, la “Nueva demócrata Chilena”, cae en una comedia de chistes que solo causa rechazo de la opinión pública, y lo que es peor, la deja como la niña perna y hueca de la “política” chilena.

Segundo,¿ de que nueva democracia habla? Invita a miles de jóvenes a votar (por ella obviamente), siendo que ella es Senadora elegida entre 4 paredes, en forma propia de una dictadura, y se atreve a mencionar que ella lucha por una “renovada o nueva democracia”. Honestamente, con mis disculpas por adelantado, creo que hay que ser muy (caradura es muy fuerte ¿cierto?) cínico para hacer público este tipo de discursos, más aún con su curriculum que Von Baer tiene, como política.

Tercero, y la hago corta. Eso de enviar correo masivo obtenido de una base de datos de quizás donde, es una violación a la privacidad de muchos de los destinatarios. Cosa que ni ella sabe dimensionar, menos algún asesor sin preparación y con húmilde sueldo.

Por último, quisiera refrescarle la memoria a la señora Von Baer. Ella lleva como 5 meses de parlamentaria, por lo que no me calza su “lucha” por la ley de inscripción automática, además que este proyecto de ley, se venía arrastrando justamente desde los gobiernos de la Concertación.

En resumen, encuentro patético el accionar de Ena Von Baer, lejos de ser demócrata, es más cercana a una política dictatorial. Si ella fuera, valga que lo repita, demócrata, no habría aceptado ser una parlamentaria designada. Por ello, considero que la senadora es un chiste, inexperta y que no tiene vergüenza de lo que hace.

Senadora, asesorese, pero por gente que sepa, no apernada por su partido político y deje de hacer el ridículo, porque lo suyo en verdad, da lástima.

Anuncios