Imagen

En el día de ayer, 31 de Enero, Nicolás Massú fue eliminado en primera ronda en el ATP Tour de Viña del Mar.

En twitter y otras redes sociales, leí variados tipos de comentarios, algunos apoyándolo, pero en su mayoría criticandolo, jubilandolo y otros con mensajes burlescos e incluso irrespetuosos.

Quiero extraer lo que dijo en la conferencia de prensa, post derrota del partido en el día de ayer, antes de opinar y recordar, a los que tienen mala memoria, y a la vez, desconocimiento referente a la trayectoria del “Nico”

El Nico afirmo que seguirá luchando para revertir su mal momento deportivo y sentenció que tomará una decisión sobre su eventual retiro al final del presente año, tras perder categóricamente anoche en primera ronda del ‘VTR Open ATP

Trataré de ser los más objetivo posible.

En Chile, se vive del chaqueteo, de no reconocer a figuras que han sido exitosas y de menospreciarlos en forma descalificadora.

Hagamos menoria.

Nicolás Massú en las Olimpiadas de Atenas 2004, fue medalla de Oro en Singles y Dobles, ganadas en partidos épicos, con un tenis de gran nivel, y a la vez, por su garra innata de dar todo en una cancha, con el fin de ganar.

La vara de ser doble medallista de oro olímpico es inmensa, incluso puedo decir, casi inalcanzable. Por eso, cuando algún deportista chileno, iguale o mejore lo logrado por el Nico, se puede discutir.

Massú es un winner. Le ha ganado varias veces a tenista top ten. Llegó a ser número 9 del mundo, cosa ue nadie se la regaló, tampoco fue por fortuna, sino mérito a su esfuerzo, gran nivel de juego y su talento.

Tampoco enviemos al tarro de la basura, lo que ha hecho por el deporte nacional. Ya dije lo de Atenas 2004, pero a la vez ganó en el mundial de equipos, creo que en dos oportunidades, artífice junto a Fernando González, de volver al grupo mundial de Copa Davis, ganador de seis tornes ATP.

Es un deportista, como pocos, que moja la camiseta por Chile, garrero de corazón, dejando todo en la cancha. Massú ya hizo su carrera deportiva, logró bastante resultados, como pocos en la historia del tenis chileno.

Apoyo, además de comprensible, de querer volver al Top 100 del ranking ATP, porque su deseo es jugarsela por retirarse por la puerta ancha, pero es una jugada riesgosa, pero estoy seguro que dará todo por conquistar su meta. Y, si no logra, bien también, pero se ruega no destruirlo, masacrarlo y menospreciarlo, no solo en la redes sociales, donde muchos opinan, siendo ignorantes en el tema, sino que también por parte de la prensa, que se esfuerzan por rescatar más lo malo que lo bueno, donde hay periodistas que opinan y redactan a destajo, pero tienen poco conocimiento del tema.

Mencionemos lo siguiente, para aprender a conocer, antes de opinar, lo que es la carrera de un deportista de alto nivel, como también sirve para la gente común en su diario vivir.

Un atleta tiene que saber convivir con el éxito y lel fracaso, puede estar en la cima y en el suelo. Siempre se vive bajo una presión inmensa, es la vida del deportista, lo importante es saber como superar los bajones, sobreponerse para volver a la ruta de la victoria. Y en esta situación esta Nicolás Massú.

Pero como vivimos en un país como Chile, que en si es depresivo, negativo y que en general, no se valoran a quienes se destacan en el ámbito que sea, se cae en el chaqueteo barato, manifestación pura del mediocre que opina desde la ignorancia en todo su esplendor.

Insisto, tengan cuidado cuando se opina, informense y que no se caiga en el ridículo. Y, en el caso del Nico, se debe tener un mayor cuidado y respeto. El es un crack y un ídolo para muchos. No se engañen.

 

Anuncios