Hoy parto con una serie de artículos en mi blog, que se referirán a los 2 años del Terremoto y Maremoto del 27 de Febrero del 2010.

Antes de empezar, dejo en claro, que estas líneas, no representan un color o sector político, sino que reflejan sentimientos, hechos y la realidad de cientos de miles de damnificados que viven una constante angustia de 24 meses, donde perdieron todo o casi todo, y a la fecha, aun no tienen solución a sus problemas.

Incluso, me atrevo a decir, que hasta han perdido su dignidad, por culpa de autoridades que les mienten, sin piedad, no cumpliendo con los compromisos contraídos. Los afectados buscan soluciones reales, no promesas al voleo, mucha de ellas con un efecto publicitario y propagandístico del gobierno actual.

Sería honesto, por parte del Presidente de la República, Sebastián Piñera, que muestre e informe a la ciudadanía lo que ha gastado el estado en spot y avisos en medios de comunicación, que hablan de un avance importante de una reconstrucción, que no es tal. Con ese mismo dinero, estoy seguro que se podrían construir decenas de casas para los afectados por el 27 F.

Hablan de un avance muy superior al 50% del total a reconstruir, que es como decir que los ejecutivos de La Polar van a ser canonizados, o que el cura Karadima tiene vocación sacerdotal.

Los papeles firmados por los afectados que postularon a sus nuevas casas (por ejemplo), no representan resultados concretos. la realidad será cuando quienes viven como allegados, en aldeas o en campamentos, puedan regresar a viviendas dignas.

¿Se puede considerar una meta cumplida de “viviendas entregadas”, en zonas donde aún no levantan siquiera un palo?

¿Es reconstrucción, cuando miles de familias pasarán por tercer año consecutivo, un invierno en situación inhumana en los campamentos o aldeas?

¿ Es reconstrucción cuando han pasado casi 2 años y 5 a 7 familias deben compartir el mismo baño de 2 o 3 metros cuadrados?

Hablo con conocimiento de causa, puesto que en forma anónima, he recorrido en varias oportunidades el borde costero e interiores de la VII y VIII regiones, donde la recuperación es lenta o escasa, como por ejemplo, Constitución o la provincia de Concepción, zona de epicentro del terremoto.

He tenido la oportunidad de conversar con pobladores y dirigentes sociales que poco le creen a la autoridad.

El aprovechamiento político del gobierno de Piñera, de sus ministros como Hinzpeter, Golborne y companía (y también de miembros de la Concertación), llega a ser impertinente, brutal e inmoral, que hablan de reconstrucción con un cinismo sin escrúpulos, engañandose entre ellos mismos, que por lo demás, causa un rechazo de la ciudadanía.

La publicidad televisiva y el uso de personas afectadas en éstas, es engañosa, que pocos o nadie cree, ya que la verdad es otra y no se tapa con propaganda y cifras de reconstrucción manipuladas, sin respeto alguno.

Recalco, escribo con conocimiento de causa, con los ojos destapados y en forma responsable. Aquí no estoy defendidendo tampoco a la ex Presidenta Bachelet ni mucho menos, escribo en base a vidas humanas, sentimientos y respeto por quienes sufren.

Cumplo así, con mi primer artículo de varios, sobre el Terremoto del 27 F, donde iré demostrando, explicando y opinando sobre la magnitud y realidad de una tragedia, donde a 24 meses de ésta, milews de compatriotas siguen igual.

Para hablar de Reconstrucción, es necesario antes, comprender lo que es Destrucción. Mensaje para el gobierno y sus autoridades.

Cumplo

Anuncios