Les presento la Segunda parte de esta serie de artículos sobre el terremoto del 27 F.

Quiero dejar en claro, que este post, no habla de la reconstrucción como tal, sino que se refiere al proceder de las autoridades frente a la emergencia (ya sea últimos días del gobierno de Bachelet, y el actual, de Piñera), vista desde otro punto de vista.

Es cierto si,  que la Ex Presidente Bachelet debió enfrentar la tragedia, a sólo 13 días de terminar su mandato.

A horas de la tragedia, todo era un ambiente de confusión y desconocimiento en las dependencias de la ONEMI. La información que llegaba era poco clara, mal interpretada y con un sistema de comunicación deficiente, por no decir patético.

No tengo claridad del por qué de la crucificación de la Directora de ese minuto, Carmen Fernández, por su actuar, que puede ser catalogado de débil, pero también se debe ser objetivo al calificar de desastroso el proceder del SHOA, que hizo caso omiso a la información que llegaba desde Hawai con respecto al peligro de Maremoto, y por supuesto, del Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Gonzalez.

Si bien los Tribunales de Justicia han responsabilizado a Fernández y otros funcionarios del gobierno pasado, como el Subsecretario del Interior, Patricio Rosende, también se debe actuar de la misma forma con los miembros de la Armada responsables del SHOA, y más aun, con el Almirante Gonzalez, que estaba más preocupado de volver a su casa, que de interiorizarse de lo que sucedía. Actitud reprochable e irresponsable extrema. No sé si tenía sueño, pero en esos minutos, ya habían muertos y desaparecidos por el Maremoto.

Lo del SHOA fue patético. No tenían idea que hacer, indicaban que se descartaba la posibilidad de Maremoto, cuando ya la primera ola, había arrasado con el borde costero de 3  regiones y el archipiélago Juan Fernández. Estas informaciones que llegaban a la ONEMI, describía la nula preparación que había para este tipo de desastres naturales.

Preguntas al respecto.

– ¿Qué sucedió con la irresponsabilidad e incumplimiento de deberes del Almirante Gonzalez, como jefe máximo de la Armada de  Chile? ¿ No se le puede juzgar? ¿Por qué se silencio la gravedad de su error?

– ¿Hay responsabilidad penal solo para algunos de los responsables o para todos?

Muchas dudas hay y las habrá siempre. Aquí poco o nada tiene justificación. Los órganos del Estado y sus autoridades no funcionaron, de jando en evidencia lo de siempre en Chile, ante una catástrofe. Todo se arregla y se soluciona después de la tragedia. En todo caso, tengo mis dudas, de si las lecciones se aprendieron o no después del 27 F.

Por otra parte, el gobierno de Sebastián Piñera, no es un ejemplo a imitar sobre este tema.

Reafirmo, solo me refiero al proceder político de las autoridades y no a la reconstrucción como tal. Sobre lo anterior, ya opiné en mi artículo anterior a este.

Como decía, esta semana los Tribunales de Justicia ya dictaminaron las responsabilidades de personeros de la ONEMI de la época y contra el Subsecretario Rosende. Me parece correcto de que haya justicia, pero no sé hasta que punto está aplicada en forma correcta. Vuelvo a insistir de que hay autoridades muy responsables e ineptas de los graves errores que hubo el día de la tragedia, y que están pasando por el colador. Inaceptable. (Ejemplo se da en la Armada)

Regresando al presente, me parece inapropiado que un Ministro del Interior, como Rodrigo Hinzpeter, aparezca en una conferencia de prensa (o punto de prensa como le llaman siuticamente ahora) colgándose del dictamen judicial antes mencionado, con un claro objetivo de obtener dividendos políticos, haciendo declaraciones de culpabilidad contra Bachelet y compañía, que a nadie le interesa y menos a los miles de damnificados que lloran por una pronta solución a sus justificadas demandas.

Aprovecharse del dolor ajeno para conseguir beneficios electorales es inaceptable, canallesco y mediocre, una pudrición que demuestra lo que es hoy la clase política chilena.

Paren de pisotear a los afectados por el 27 F, que en estos 24 meses, los manosean sin piedad alguna, con promesas falsas y utilizándolos como marionetas por todos los sectores políticos.

La RECONSTRUCCION no es solo levantar casas, puentes, hospitales o lo que sea, También es reparar y devolver la dignidad, la vida y el respeto y apaciguar el dolor de la gente que aún sufre.

Insisto, de reconstrucción, no tienen idea.

Anuncios