Hace un par de semanas, escribí dos artículos criticando la puesta al aire del docu reality Las Argandoña por su alto costo de producción y el escaso aporte que entrega a la teleaudiencia. Hoy, no es quiera seguir abundando en el tema, pero es mi deber, después de la emisión del primer capítulo, hacer un breve análisis y refrendar que lo publicado en mis columnas anteriores.

Respecto al contenido, es exactamente lo esperado. ¿Qué tiene de nuevo la trama del programa? Nada, porque a lo largo de su vida, Raquel Argandoña, la ha televisado, exponiéndola antes los medios a cambio de millones de pesos. La novedad, son las apariciones de su hija Kel, quien parece haber heredado el gusto por el dinero, sumándose  a ellas, el nulo talento de Pablo Schilling y el trabajólico ex bailarín Oscar Peña.

Temía, que al ver el amplio rechazo de la gente a través de las redes sociales al docu reality, y por sobre todo a la panelista del matinal Buenos Días a Todos, que se cayera en esa bipolaridad típica de algunos chilenos, es decir, que el programa obtuviera una alta sintonía. Pero no fue así, afortunadamente, ya que sólo promedió 12 puntos, lo que es un fracaso para Televisión Nacional, tras invertir cientos de millones de pesos para  sacarlo al aire.

El magro resultado se da por diversos factores. El primero, sin lugar a duda, es que la animadora no tiene carisma frente a la ciudadanía. Cansa su ambición, a mi parecer, descontrolada por el dinero, su soberbia y prepotencia, reflejada, por ejemplo, en golpear a un periodista, en amenazar a otros y en varios comentarios desafortunados emitidos en pantalla. Una segunda explicación, por los escandalosos sueldos cancelados a sus protagonistas por Televisión Nacional. Tercero, es que al ver el capitulo estreno, la sobre actuación es tan visible, que molesta y aburre, sumando a ello, su contenido banal.

También su competencia directa, Canal 13, tiene una solidez en materia de reality. Ha liderado en sintonía en esta área hace años, y en este caso, Pareja Perfecta, está consolidado con un rating promedio por sobre los 20 puntos, siendo que el contenido deja mucho que desear, pero son historias más cercanas al público. Lo mismo sucede con Los Méndez, que tiene buenos números de aceptación, y eso se explica, porque la vida de sus protagonistas es muy similar a la del chileno común.

Sería interesante conocer la opinión, post estreno de Las Argandoña, del director ejecutivo de Televisión Nacional, Mauro Valdés, quien días antes del estreno justificó públicamente tanto los costos de producción y emisión del espacio. No me extrañaría que su opinión la mantenga, pero la baja sintonía del capítulo estreno ya debe ser tema de preocupación de la plana directiva del canal estatal.

No sé cual es el poder que tiene Raquel Argandoña al interior de TVN. Pero quienes aprobaron un proyecto tan magro como éste, deja la sensación, de que es no es menor. No creo equivocarme, pero al menos un mes antes de emitir su primer capítulo, el rechazo a través de las redes sociales como twitter y facebook, era tan amplio, contundente e incluso para muchos inesperado, que al parecer no fue considerado por los ejecutivos de este medio de comunicación.

En el día de hoy, se emite el segundo capítulo, a continuación de la telenovela Reservas de Familia. Será una segunda prueba de fuego para Las Argandoña. Leía que habían hecho algunos cambios, uno de ellos hacer más dinámica la historia, pero no veo un cambio en la actitud de la gente frente al cuestionado docu reality. De obtener nuevamente una baja sintonía, no sólo comprobará el fracaso del espacio y el aumento del dolor de cabeza del directorio de la señal pública, sino que también demostrará el impacto que tienen hoy la redes sociales, cosa que parecen no tomar en cuenta.

 

 

Anuncios